Libro Gratis: Ángeles y Demonios

1. ¿Qué significa la palabra diablo?.

2. ¿Cuál es la diferencia (si la hay) entre querubines, serafines y arcángeles?.

3. ¿Cuántas y cuáles son las fuentes de tentación en el cristiano?.

4. ¿Cuál es la “condenación del diablo” mencionada en 1 Timoteo 3:6?.

5. Dame tres nombres que reciben los incrédulos en la Biblia.

6. Dame tres nombres que recibe Satanás en la Biblia.

7. ¿Cuándo es arrojado Satanás al lago de fuego y azufre?.

8. ¿El diablo sabe lo que piensas? ¿Por qué?.

9. ¿Cuándo crees que ocurrió la rebelión de Satanás contra Dios? ¿Por qué?.

10. ¿Quiénes forman parte de la trinidad satánica?.

Información general sobre los ángeles

1. Se nos revela que los ángeles viven en las esferas celestes y que no hay cifras humanas para contarlos, tan grande es su número.

2. La existencia de los ángeles es anterior a la de la humanidad, y una ley los organiza en ejército (Lucas 2:13; Mateo 26:53; Hebreos 12:22).

3. El significado de las designaciones recibidas (tronos, dominios, principados, potestades y autoridades) expresa la cooperación que hay entre los ángeles mismos.

4. Lo que la Biblia dice no se dirige a los ángeles, ni tampoco ese libro trata de dar una descripción completa de su estado ni de las relaciones entre ellos.

5. Con nuestra visión natural no hay cómo discernir la presencia de los ángeles, pero eso no impugna la verdad de que los ángeles están alrededor de nosotros en todo lugar.

6. Cuando la visión natural del mozo en 2 Reyes 6 fue aumentada, pudo ver toda la montaña llena de caballos y carrozas de fuego alrededor de Eliseo.

7. Una razón de que los ángeles sean invisibles a la pupila humana pudiera ser de que si fueran vistos serían adorados por los hombres, tan inclinados a adorar aun las obras de sus manos (Colosenses 2:18; Apocalipsis 22:8-9)

PUEDE LEER EL LIBRO COMPLETO, DESCARGARLO Y GUARDARLO EN SU CELULAR, TABLETA O COMPUTADORA EN FORMA GRATUITA, PRESIONANDO EL SIGUIENTE ENLACE:

http://bit.ly/LIBROANGELESYDEMONIOS

El origen de los demonios

1. Son ángeles que se rebelaron junto a Satanás, puesto que a él se le designa como el príncipe de los demonios (Mateo 12:24).

2. Esto no quiere decir que él los creara, sino que es responsable por haberlos influenciado a enrolarse en su carrera de maldad.

3. Satanás tiene rangos bien organizados de ángeles que promueven sus propósitos.

4. Dos de estos rangos se clasifican como principados y potestades, las cuales son las mismas designaciones que se les dan a dos de los rangos de los ángeles buenos (Efesios 3:10; 6:12).

5. En varios lugares a los demonios se les denomina espíritus (aunque espíritus inmundos, comp. Mateo 17:18 con Marcos 9:25; también Lucas 10:17-20 y Mateo 8:16).

6. Tenemos que reconocer que las Escrituras en ningún lugar declaran directamente que los demonios son ángeles caídos, pero la evidencia que acabamos de citar parece indicar que sí lo son.

7. Se debe incluir todo lo relacionado con el asunto de « los hijos de Dios » mencionados en Génesis 6:1-4 (comp. Job 1:6; 2:1; 38:7) bajo el tema de la demonología.

Instituto Bíblico Hosanna

El Instituto Bíblico Hosanna, afiliado a las Iglesias Evangélicas de Dios, fue fundado en 1996 por el Pastor Obispo Pablo Román Caballero y cuenta con una gran popularidad y reconocimiento mundial al haber tenido hasta el día de hoy sobre 56.000 *mil* estudiantes procedentes de 64 países, varios miles de ellos son actualmente pastores y capellanes. Su Sede Principal se encuentra en el Estado de Alabama, EE.UU.

1.DIPLOMA EN CONSEJERÍA CRISTIANA PRESIONA AQUÍ:

https://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5860

2.DIPLOMA PROFESIONAL EN CAPELLANÍA CRISTIANA PRESIONA AQUÍ:

https://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5612

3.MAESTRÍA EN TEOLOGÍA Y ESTUDIOS BÍBLICOS PRESIONA AQUÍ:

https://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5966

4.DIPLOMA EN ESTUDIOS BÍBLICOS PRESIONA AQUÍ:

https://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5798

Instituto Bíblico Hosanna (Ejemplo de Clase)

Demonologia

Pablo Román Caballero

¿Qué es la demonología cristiana?

La demonología es el estudio de los demonios. La demonología cristiana es el estudio de lo que enseña la Biblia acerca de demonios. Estrechamente relacionada con la angelología (el estudio de los ángeles), la demonología cristiana nos enseña acerca de los demonios, qué son, y cómo nos atacan. Satanás y sus demonios son ángeles caídos, seres reales personales que guerrean contra Dios, los santos ángeles y la humanidad. La demonología cristiana nos ayuda a ser conscientes de Satanás, sus secuaces y sus malvados planes.

Ningún cristiano debe obsesionarse con el tema de los ángeles o los demonios. Pero si es esencial que no ignoremos su existencia y la forman en que operan. Pues, lo mismo los ángeles como los demonios interactúan con los seres humanas de diversas formas.

¿Qué dice la Biblia sobre los demonios?

Los demonios son ángeles caídos, como Apocalipsis 12:9 indica:

“Y fué lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña á todo el mundo; fué arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.”

Antes de ser demonios, estos seres eran ángeles y parte de las huestes celestiales.

La caída de Satanás del cielo se describe simbólicamente en Isaías 14:12-15 y Ezequiel 28:12-15.

Isaías 14:12-15

“12 Cómo caiste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas las gentes.

13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, en lo alto junto á las estrellas de Dios ensalzaré mi solio, y en el monte del testimonio me sentaré, á los lados del aquilón;

14 Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.

15 Mas tú derribado eres en el sepulcro, á los lados de la huesa.”

Ezequiel 28:12-15

“12 Hijo del hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho el Señor Jehová: Tú echas el sello á la proporción, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura.

13 En Edén, en el huerto de Dios estuviste: toda piedra preciosa fué tu vestidura; el sardio, topacio, diamante, crisólito, onique, y berilo, el zafiro, carbunclo, y esmeralda, y oro, los primores de tus tamboriles y pífanos estuvieron apercibidos para ti en el día de tu creación.

14 Tú, querubín grande, cubridor: y yo te puse; en el santo monte de Dios estuviste; en medio de piedras de fuego has andado.

15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste criado, hasta que se halló en ti maldad.”

Cuando cayó, Satanás se llevó consigo a un tercio de los ángeles, según Apocalipsis 12: 4. Judas 6 también menciona a los ángeles que pecaron. Entonces, bíblicamente, los demonios son ángeles caídos que, junto con Satanás, eligen rebelarse contra Dios.

Algunos de los demonios ya están encerrados “los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día” (Judas 1: 6) por su pecado. Otros son libres de vagar y se les conoce como “los poderes de este mundo oscuro.” Los demonios todavía siguen a Satanás como su líder y luchan con los santos ángeles en un intento de frustrar el plan de Dios y obstaculizar al pueblo de Dios (Daniel 10:13).

Daniel 10:13

Mas el príncipe del reino de Persia se puso contra mí veintiún días: y he aquí, Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y yo quedé allí con los reyes de Persia.”

Los demonios, como seres espirituales, tienen la capacidad de tomar posesión de un cuerpo físico. La posesión demoníaca ocurre cuando el cuerpo de una persona está completamente controlado por un demonio. Esto no le puede suceder a un hijo de Dios, ya que el Espíritu Santo mora en el corazón del creyente en Cristo (1 Juan 4: 4).

1 Juan 4: 4

“Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque el que en vosotros está, es mayor que el que está en el mundo.”

Jesús, durante su ministerio terrenal, se encontró con muchos demonios. Por supuesto, ninguno de ellos era compatible con el poder de Cristo: “Le trajeron muchos endemoniados, y expulsó a los espíritus con una sola palabra” (Mateo 8:16). La autoridad de Jesús sobre los demonios fue una de las pruebas de que Él era en verdad el Hijo de Dios (Lucas 11:20).

Lucas 11:20

“Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, cierto el reino de Dios ha llegado á vosotros.”

Los demonios que se encontraron con Jesús sabían quién era, y le temían: “¿Qué quieres de nosotros, Hijo de Dios?” Gritaron los demonios. ‘¿Has venido aquí a atormentarnos antes del tiempo señalado?’ “(Mateo 8:29). Los demonios saben que su final será uno de tormento.

Satanás y sus demonios ahora buscan destruir la obra de Dios y engañar a cualquiera que puedan (1 Pedro 5: 8, 2 Corintios 11: 14-15). Los demonios son descritos como espíritus malignos (Mateo 10: 1), espíritus inmundos (Marcos 1:27), espíritus mentirosos (1 Reyes 22:23) y ángeles de Satanás (Apocalipsis 12: 9). Esto ultimo quiere decir que están a sus ordenes.

Satanás y sus demonios engañan al mundo (2 Corintios 4: 4), promulgan falsas doctrinas (1 Timoteo 4: 1), atacan a los cristianos (2 Corintios 12: 7, 1 Pedro 5: 8) y combaten a los santos ángeles de Dios (Apocalipsis 12 : 4-9).

Los demonios / ángeles caídos son enemigos de Dios, pero son enemigos derrotados. Cristo ha “desarmado los poderes y las autoridades”, y Él ha “hecho un espectáculo público de ellos, triunfando sobre ellos por la cruz” (Colosenses 2:15). Cuando nos sometemos a Dios y resistimos al diablo, no tenemos nada que temer. “El que está en ti es más grande que el que está en el mundo” (1 Juan 4: 4).

¿Cómo, por qué, y cuándo se cayó Satanás del cielo?

La caída de Satanás del cielo se describe simbólicamente en Isaías 14: 12-14 y Ezequiel 28: 12-18. Si bien estos dos pasajes se refieren específicamente a los reyes de Babilonia y Tiro, también hacen referencia al poder espiritual detrás de esos reyes, a saber, Satanás. Estos pasajes describen por qué Satanás cayó, pero no dicen específicamente cuándo ocurrió la caída. Lo que sí sabemos es esto: los ángeles fueron creados antes que la tierra (Job 38: 4-7). Satanás cayó antes de tentar a Adán y Eva en el jardín (Génesis 3: 1-14). Por lo tanto, la caída de Satanás debe haber ocurrido en algún lugar después del tiempo en que los ángeles fueron creados y antes de tentar a Adán y Eva en el Jardín del Edén. Si la caída de Satanás ocurrió horas, días o años antes de tentar a Adán y Eva en el Jardín, las Escrituras no dicen específicamente.

Job 1:6-7 

6 Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.

7 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella.

El libro de Job nos dice, al menos en ese momento, que Satanás todavía tenía acceso al cielo y al trono de Dios. “Un día los ángeles vinieron a presentarse ante el Señor, y Satanás también vino con ellos. El Señor le dijo a Satanás: “¿De dónde vienes?” Satanás respondió al SEÑOR, “De vagar por la tierra y yendo y viniendo en ella” (Job 1: 6-7). Aparentemente en ese momento, Satanás aún se movía libremente entre el cielo y la tierra, hablando directamente con Dios y respondiendo por sus actividades. El acceso de Satanás al cielo se terminó con la muerte de Cristo. Ya que lo único que le daba derecho a Satanás de entrar al cielo fue la marca que dejo el pecado de su rebeldía. al Cristo morir, vencer y exhibir públicamente a los demonios, ya ese derecho se termino. Por eso Jesús al resucitar, subió al cielo y llevo su sangre como ofrenda al trono de Dios.

¿Por qué Satanás cayó del cielo?

Satanás cayó por orgullo. Él deseaba ser como Dios, no ser un siervo de Dios. Fíjese en las muchas declaraciones de “Yo haré …” en Isaías 14: 12-15. Ezequiel 28: 12-15 describe a Satanás como un ángel extremadamente bello. Satanás era probablemente el más elevado de todos los ángeles, el querubín ungido, el más hermoso de todas las creaciones de Dios, pero no estaba satisfecho con su posición. En cambio, Satanás deseaba ser como Dios, esencialmente “echar a Dios de su trono” y hacerse cargo de la regla del universo. Satanás quería ser Dios, y, curiosamente, eso es esencialmente lo que Satanás tentó a Adán y Eva en el Jardín del Edén (Génesis 3: 1-5).

¿Cómo cayó Satanás del cielo?

En realidad, una caída no es una descripción precisa. Sería mucho más exacto decir que Dios arrojó a Satanás del cielo (Isaías 14:15; Ezequiel 28: 16-17). Satanás no cayó del cielo; más bien, Satanás fue arrojado.

Ezequiel 28:16-1

16 A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.

17 Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti.

¿Por qué permitió Dios que algunos ángeles pecaran?

Los ángeles que cayeron en su rebeldía contra Dios fue por libre albedrío. Dios no forzó a ninguno de los ángeles a pecar. Ellos pecaron por su propia voluntad. Si ellos no hubieran tenido libre decisión, entonces hubieran sido unos robots automatizados solo para decir y hacer lo que ya Dios hubiera programado de ante mano, y vemos con hechos que eso no fue así.

Con los ángeles y la humanidad, Dios decidió presentar una elección. Si bien la Biblia no da muchos detalles con respecto a la rebelión de Satanás y los ángeles caídos, parece que Satanás -probablemente el más grande de todos los ángeles (Ezequiel 28:12-18) – en su orgullo eligió rebelarse contra Dios para buscar convertirse en su propio dios. Satanás (Lucifer) no quería adorar ni obedecer a Dios; él quería ser Dios (Isaías 14:12-14). Apocalipsis 12:4 se entiende como una descripción figurativa de un tercio de los ángeles que eligen seguir a Satanás en su rebelión, convirtiéndose en los ángeles caídos, en-demonios.

A diferencia de la humanidad, sin embargo, la elección de los ángeles para seguir a Satanás o permanecer fieles a Dios fue una elección eterna. La Biblia no ofrece ninguna oportunidad para que los ángeles caídos se arrepientan y sean perdonados. La Biblia tampoco indica que es posible que más de los ángeles pequen.

Puede ser que los ángeles no recibieron una segunda oportunidad después de su rebelión así como los seres humanos si la hemos recibido debido a que nosotros somos salvos por fe. Nosotros sin ver a Dios, creemos en Él y recibimos a Cristo, su Hijo, como nuestro Salvador. Pero los ángeles caídos son incapaces de tener fe porque ellos ya han vivido con Dios.

Hebreos 11:1 

La fe

11  Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Los demonios no pueden tener convicción de lo que no se ve, ellos conocen muy bien a Dios.

Los ángeles que permanecen fieles a Dios se describen como los “ángeles elegidos” (1 Timoteo 5:21).

1 Timoteo 5:21

21 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, y de sus ángeles escogidos, que guardes estas cosas sin prejuicios, no haciendo nada con parcialidad.

Satanás y los ángeles caídos conocieron a Dios en toda su gloria. Que se rebelasen, a pesar de lo que sabían acerca de Dios, era lo máximo del mal. Como resultado, Dios no le da a Satanás y a los otros ángeles caídos la oportunidad de arrepentirse. Además, la Biblia no nos da ninguna razón para creer que se arrepintieron o que se arrepentirían, incluso si Dios les diera la oportunidad (1 Pedro 5: 8).

Dios le dio a Satanás y a los ángeles la misma opción que le dio a Adán y Eva, obedecerle o no. Los ángeles tenían una opción de libre albedrío para hacerlo; Dios no forzó ni animó a ninguno de los ángeles a pecar. Satanás y los ángeles caídos pecaron por su propia voluntad y por lo tanto son merecedores de la ira eterna de Dios en el lago de fuego.

¿Por qué Dios le dio a los ángeles esta elección, cuando sabía cuáles serían los resultados?

Dios sabía que un tercio de los ángeles se rebelaría y, por lo tanto, serían malditos al fuego eterno. Dios también sabía que Satanás promovería su rebelión al tentar a la humanidad al pecado. Entonces, ¿por qué Dios lo permitió? La Biblia no da explícitamente la respuesta a esta pregunta. Lo mismo nos podemos preguntar de casi cualquier acción malvada. ¿Por qué Dios lo permite? En última instancia, regresa a la soberanía de Dios sobre su creación. El salmista nos dice: “En cuanto a Dios, su camino es perfecto” (Salmo 18:30). Si los caminos de Dios son “perfectos”, entonces podemos confiar en que haga lo que haga, y lo que sea que Él permita, también es perfecto. Entonces, el plan perfecto de nuestro Dios perfecto era permitir el libre albedrío. Nuestra mente no es como la mente de Dios, ni nuestros caminos son sus caminos, como nos lo recuerda en Isaías 55: 8-9.

¿Pueden los cristianos ser poseídos por un demonio?

Un cristiano no puede ser poseído por un demonio. Es imposible que donde el Espíritu Santo vive también un demonio pueda co-existir. Eso va totalmente en contra de la Santidad de Dios. La razón que el Espíritu Santo puede vivir en nuestros corazones es porque la sangre de Cristo continuamente limpia nuestro corazón de todo pecado. Existe una gran diferencia entre ser poseído por un demonio y ser oprimido o ser influenciado por un demonio. Así como una persona puede ser influenciada por otro ser humano.

La posesión del demonio implica que un demonio tenga control directo / completo sobre los pensamientos y / o acciones de una persona (Mateo 17: 14-18, Lucas 4: 33-35, 8: 27-33). La opresión o influencia demoníaca involucra a un demonio o demonios atacando a una persona espiritualmente y / o animándolo a un comportamiento pecaminoso. Observe que en todos los pasajes del Nuevo Testamento que tratan de la guerra espiritual, no hay instrucciones para expulsar un demonio de un creyente (Efesios 6: 10-18). A los creyentes se les dice que resistan al diablo (Santiago 4: 7, 1 Pedro 5: 8-9).

Los cristianos son habitados por el Espíritu Santo (Romanos 8: 9-11, 1 Corintios 3:16, 6:19).

Seguramente el Espíritu Santo no permitiría que un demonio posea a la misma persona en la que Él mora. Es impensable que Dios permitiera que uno de sus hijos, a quien compró con la sangre de Cristo (1 Pedro 1: 18-19) y convertido en una nueva creación (2 Corintios 5:17), fuera poseído y controlado por un demonio. Sí, como creyentes, hacemos la guerra contra Satanás y sus demonios, pero no desde dentro de nosotros mismos. El apóstol Juan declara: “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.” (1 Juan 4:4). ¿Quién es el que esta en nosotros? El Espíritu Santo. ¿Quién es el el que está en el mundo? Satanás y sus demonios Por lo tanto, el creyente ha vencido al mundo de los demonios, y el caso de la posesión demoníaca de un creyente no puede suceder de acuerdo a las Escrituras, seria una contradicción total.

¿Hay actividad de espíritus demoníacos en el mundo hoy?

Teniendo en cuenta el hecho de que Satanás, “como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8) y sabiendo que él no es omnipresente, es lógico suponer que enviaría sus demonios para hacer su obra en este mundo.

Historias de fantasmas, sesiones de espiritismo, cartas del tarot, tablas de Ouija, bolas de cristal: ¿qué tienen todas estas cosas en común? Son fascinantes para muchas personas porque parecen ofrecer una visión de un mundo desconocido que yace más allá de los límites de nuestra existencia física. Y, para muchos, tales cosas parecen inocentes e inofensivas.

Muchos de los que se acercan a estos temas desde perspectivas no bíblicas creen que los fantasmas son los espíritus de personas muertas que, por cualquier razón, no han pasado a la “siguiente etapa.”

Según los que creen en fantasmas, hay tres tipos diferentes de fantasmas:

1.Fantasmas residuales: como reproducciones de video sin interacción real con ningún espíritu (como fragmentos espirituales que quedaron rodando por el mundo).

2. Fantasmas de espíritus humanos (muertos), cuya naturaleza es una combinación de buenos y malos (pero no malvados). Tales espíritus pueden simplemente querer llamar la atención de una persona; otros pueden ser bromistas, pero, en cualquier caso, no hacen daño a las personas.

3. Interacción con espíritus no humanos, demonios. Estas entidades pueden enmascararse como espíritus humanos, pero son dañinas y peligrosas.

Al leer sobre espíritus de fuentes no bíblicas, recuerde que, el hecho de que un autor se refiera a la Biblia o a personajes bíblicos (como Miguel el arcángel), no significa que aborde el tema desde una perspectiva bíblica. Cuando no se otorga ninguna autoridad para la información de un autor, el lector debe preguntarse a sí mismo: ¿Cómo sabe él que es así? ¿Cuál es su autoridad? Aprendamos a cuestionar la fuente de donde viene el mensaje. No solo porque alguien hable bonito o hable de Dios quiere decir que lo que dice es verdad.

Por ejemplo, ¿cómo sabe un autor que los demonios se disfrazan de espíritus humanos? En última instancia, aquellos que abordan tales temas desde fuentes no bíblicas deben basar su comprensión en sus propios pensamientos, los pensamientos de los demás y / o las experiencias del pasado. Sin embargo, en base a su propia admisión de que los demonios están engañando y pueden imitar espíritus humanos benevolentes, ¡las experiencias pueden ser engañosas! Si uno quiere tener una comprensión correcta sobre este tema, debe recurrir a una fuente que ha demostrado ser precisa el 100% del tiempo: la Palabra de Dios, la Biblia. Echemos un vistazo a lo que la Biblia dice acerca de tales cosas.

1. La Biblia nunca habla de fantasmas. Por el contrario, enseña que cuando una persona muere, el espíritu de esa persona va a uno de dos lugares. Si la persona es un creyente en Jesucristo, su espíritu se introduce en la presencia del Señor en el cielo (Filipenses 1: 21-23, 2 Corintios 5: 8). Más tarde, se reunirá con su cuerpo en la resurrección (1 Tesalonicenses 4: 13-18). Si la persona no es creyente en Cristo, su espíritu es puesto en un lugar de tormento llamado Hades (Lucas 16: 23-24).

Lucas 16: 23-24

23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.

Definición de fantasma:

“una aparición de una persona muerta que se cree que aparece o se manifiesta a los vivos, típicamente como una imagen nebulosa.” (google.com)

Definición de espíritu:

“la parte no física de una persona que es el asiento de las emociones y el carácter; el alma.” (google.com)

La Biblia nos enseña que el ser humano consiste de: espíritu, alma y cuerpo. Siendo el espíritu la esencial principal del ser humano, lo que la Biblia llama el corazón del hombre.

Ya sea que una persona sea creyente o incrédula, no hay retorno a nuestro mundo para comunicarse o interactuar con las personas, incluso con el propósito de advertir a las personas que huyan del juicio venidero (Lucas 16: 27-31).

Solo hay dos incidentes registrados en los que una persona muerta interactuó con los vivos.

El primero es cuando el Rey Saúl de Israel trató de ponerse en contacto con el difunto profeta Samuel a través de un médium (1 Samuel 28:3-25). Sobre esta ocasión existe gran debate teológico de que si fue Samuel o fue un demonio haciéndose pasar por él. Ya que fue una pitonisa quien lo invocó y sabemos que Dios no iba a enviar al espíritu de Samuel a la obediencia de una hija de Satanás. Ademas, si tomamos el tiempo para analizar detalladamente la conversación entre el supuesto espíritu de Samuel y Saul podemos ver puras maldiciones de muerte donde al final el demonio hablando como si fuera Samuel le dice a Saul que mañana mismo estará con él, y sabemos que Saul no iba para el cielo que era donde Samuel se encontraba. Ademas, la profecía del demonio haciéndose pasar por Samuel no se cumple, ya que a Saul no lo mataron sino que él mismo ordena a su escudero que lo mate, siendo prácticamente un suicidio con ayuda. Pero como dije, muchos teólogos se han pasado siglos debatiendo el tema. Y existen fuertes argumentos de ambos lados del debate. Mi opinión personal, después de estudiar este pasaje extensamente, es que no era Samuel hablando porque no veo que es una enseñanza bíblica que los muertos hablan con los vivos, al contrario, la Biblia lo prohibe, y Dios no se contradice.

El segundo incidente es cuando Moisés y Elias interactuaron con Jesús cuando se transfiguró en Mateo 17:1-8. Sin embargo, no había nada “fantasmal” sobre la apariencia de Moisés y Elias. Fue una visión, y aquí tendríamos que pasar horas analizando el tema. Pues Moisés si está muerto pero Elias nunca ha muerto, así que no podía ser uno en cuerpo y el otro como fantasma. Más bien, lo que vemos es una visión mostrando la gloria del Señor.

Mateo 17:8

“Y alzando ellos los ojos, a nadie vieron sino a Jesús solo.”

2. Las Escrituras hablan repetidamente de ángeles que se mueven sin ser vistos (Daniel 10: 1-21). Algunas veces, estos ángeles interactúan con personas. Los espíritus malignos, o demonios, en realidad pueden poseer personas, vivir dentro de ellas y controlarlas (véase Marcos 5: 1-20, por ejemplo). Los cuatro Evangelios y el Libro de los Hechos registran varios casos de posesión demoníaca y de buenos ángeles que aparecen y ayudan a los creyentes. Los ángeles, tanto buenos como malos, pueden causar fenómenos sobrenaturales (Job 1-2, Apocalipsis 7: 1, 8: 5, 15: 1, 16).

3. Las Escrituras muestran que los demonios saben cosas que las personas desconocen (Hechos 16: 16-18, Lucas 4:41). Debido a que estos ángeles malvados han existido por mucho tiempo, naturalmente sabrían cosas que aquellos que viven vidas limitadas no lo harían. Pero en ningún momento son omnisciente. Su conocimiento esta limitado a lo que han podido observar o a lo que ya es conocido. Ellos no pueden conocer nuestros pensamientos (no pueden leer mentes).

4. La Escritura dice que Satanás es el padre de las mentiras y el engañador (Juan 8:44; 2 Tesalonicenses 2: 9) y que se disfraza como un “ángel de luz”. Los que lo siguen, humanos o no, practican el mismo engaño (2 Corintios 11: 13-15).

5. Satanás y los demonios tienen un gran poder (en comparación con los humanos). Incluso Miguel el arcángel confía solo en el poder de Dios cuando trata con Satanás (Judas 1: 9). Pero el poder de Satanás no es nada comparado con el de Dios (Hechos 19: 11-12; Marcos 5: 1-20), y Dios puede usar el malvado intento de Satanás para lograr sus buenos propósitos (1 Corintios 5: 5; 2 Corintios 12: 7).

Un humano sin Cristo es débil ante los poderes de los demonios, pero un cristiano tiene autoridad total sobre todos los demonios y esto lo declara la Biblia en varios lugares.

Marcos 16:17-18 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

Mateo 11:11 

11 De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.

En este versículo, Jesus explica como el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que aun todos los profetas, pues el poder que cada uno de nosotros hemos recibido sobre todo espíritu maligno es algo que ni los profetas más grandes del Antiguo Testamento pudieron gozar.

6. Dios nos ordena que no tengamos nada que ver con el ocultismo, la adoración del diablo o el mundo de los espíritus inmundos. Esto incluiría el uso de médiums, sesiones de espiritismo, tableros ouija, horóscopos, cartas del tarot, canalización, etc. Dios considera estas prácticas como una abominación (Deuteronomio 18: 9-12; Isaías 8: 19-20; Gálatas 5:20; Apocalipsis 21). : 8), y aquellos que se involucran en tales cosas invitan al desastre (Hechos 19: 13-16).

7. Los creyentes de Efeso dieron ejemplo al tratar con objetos ocultos (libros, música, joyas, juegos, etc.). Confesaron su participación con el pecado y quemaron los artículos públicamente (Hechos 19: 17-19).

8. La liberación del poder de Satanás se logra a través de la salvación de Dios. La salvación viene por creer en el evangelio de Jesucristo (Hechos 19:18; 26: 16-18). Los intentos de desenredarse de la participación demoníaca sin salvación son inútiles. Jesús advirtió acerca de un corazón desprovisto de la presencia del Espíritu Santo: ese corazón no es más que una morada vacía, lista para que habiten demonios aún peores (Lucas 11: 24-26). Pero cuando una persona viene a Cristo para el perdón de los pecados, el Espíritu Santo viene a permanecer hasta el día de la redención (Efesios 4:30).

Alguna actividad paranormal se puede atribuir al trabajo de charlatanes. Algunas veces estos demonios no pueden intentar ocultar su naturaleza, y otras veces pueden usar el engaño, apareciendo como espíritus humanos incorpóreos. Tal engaño conduce a más mentiras y confusión.

Muchas personas creen que Satanás y sus demonios son solamente personificaciones del mal. La demonología cristiana nos ayuda a comprender la naturaleza de nuestro enemigo espiritual. Nos enseña cómo resistir y vencer al diablo y sus tentaciones. ¡Alabemos a Dios por la victoria sobre la oscuridad por medio de nuestro Señor Jesucristo! Mientras que el cristiano no debe ser obsesionado con la demonología, una comprensión clara de la demonología ayudará a calmar nuestros temores, mantenernos vigilantes y recordarnos a permanecer cerca de nuestro Señor Jesucristo. Tenemos al Espíritu Santo viviendo en nuestros corazones, y “mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4).

Una Escritura clave relacionada con la demonología cristiana es 2 Corintios 11:14-15, “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.”

Tarea

Por favor, nunca copie y pegue para contestar estas preguntas. Siempre use sus propias palabras. Puede parafrasear, pero nunca repetir lo mismo.

1.Por favor, explique en sus propias palabras las diferencias entre un fantasma y un espíritu.

2-3.Por favor de leer 1 Samuel 28:3-25 y explicar por qué usted piensa que algunas personas dicen que ese sí era Samuel hablándole a Saul. Y luego explique por qué usted piensa que algunas personas dicen que ese no era Samuel hablándole a Saul. También, escriba una cita bíblica donde dice que no se deben consultar a muertos. (Esta pregunta cuenta por dos)

4.Explique, en su opinión, basandose en la Biblia, ¿por qué los ángeles en algunos momentos se pueden hacer visibles y en otros pueden permanecer invisibles al ojo del ser humano?

5.¿Qué significa “angeles caídos”? Explique la razón por la que se les llama así a los demonios.

6.Si los demonios no son omniscientes, ¿cómo pueden saber cosas que los seres humanos desconocen?

7.¿Por qué Satanás es el padre de toda mentira? ¿Qué quiere decir eso?

8.¿Por qué los demonios tienen mucho poder sobre los no cristianos pero no tienen poder alguno contra los cristianos?

9.¿Qué diferencias existen entre posesionar a una persona y oprimir a una persona?

10.¿Cuáles son algunas consecuencias que pueden sucederle a un cristiano que se pone a consultar cosas del ocultismo?

11.¿Qué es ocultismo?

12.¿Qué ata a una persona bajo el poder de Satanás? ¿Cuál es la forma para ser libre de esa atadura y por qué es la única forma en la que se puede ser libre?

13-14.Por favor, en dos párrafos de 5 oraciones cada uno, resuma en sus propias palabras ¿Qué dice la Biblia sobre los demonios? (Cuenta por dos preguntas)

15. Por favor, en un párrafo de 5 oraciones, resuma en sus propias palabras ¿Cómo, por qué, y cuándo se cayó Satanás del cielo?

16.Por favor, explique en un párrafo de 5 oraciones el por qué los cristianos no pueden ser poseídos por demonios.

17. Por favor, en un párrafo de 5 oraciones, resuma en sus propias palabras ¿Por qué permitió Dios que algunos ángeles pecaran?

angeles y demonios

 

Arriba