Seminario: Sanidad Emocional

Temas a Cubrir:

Todos Hemos Sufrido Heridas Emocionales

¿Por qué soy como soy?

Sanando Las Heridas Del Pasado

El Perdón Como Medicina Para El Alma

¿Qué Es La Depresión?

Como Modificar Comportamientos Compulsivos

Cambiando Pensamientos Negativos

¿Qué Enseña la Biblia Sobre La Ansiedad?

Ser Feliz Es Algo Que Se Aprende

Relación Entre Padres E Hijos

Abuso Verbal, La Dura Realidad

Sentimientos De Culpabilidad

La Ira Nos Destruye Emocionalmente

¿Sufres De Codependencia Emocional?

Relaciones Destructivas

Enfermedades Psicosomáticas

Para Comprar el libro y realizar el seminario desde su celular, tableta o computadora,

PRESIONAR AQUI: https://www.paypal.me/InstitutoHosanna/14.92

Gracias. Dios le bendiga.

Instituto Bíblico Hosanna

El Instituto Bíblico Hosanna, afiliado a las Iglesias Evangélicas de Dios, fue fundado en 1996 por el Pastor Obispo Pablo Román Caballero y cuenta con una gran popularidad y reconocimiento mundial al haber tenido hasta el día de hoy sobre 56.000 *mil* estudiantes procedentes de 64 países, varios miles de ellos son actualmente pastores y capellanes. Su Sede Principal se encuentra en el Estado de Alabama, EE.UU.

1.DIPLOMA EN CONSEJERÍA CRISTIANA PRESIONA AQUÍ:

https://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5860

2.DIPLOMA PROFESIONAL EN CAPELLANÍA CRISTIANA PRESIONA AQUÍ:

https://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5612

3.MAESTRÍA EN TEOLOGÍA Y ESTUDIOS BÍBLICOS PRESIONA AQUÍ:

https://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5966

4.DIPLOMA EN ESTUDIOS BÍBLICOS PRESIONA AQUÍ:

https://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5798

Diplomado Consejería Cristiana (Muestra de una de nuestras Clases)

Trastorno Bipolar / Depresión Maníaca

Pablo Román Caballero

¿Qué Dice La Biblia Sobre El Trastorno Bipolar / Depresión Maníaca?

Como con muchos problemas psicológicos, a menudo encontramos un aspecto físico y espiritual en la depresión maníaca / trastorno bipolar. Si bien creemos que los psicólogos a menudo pasan por alto la verdadera naturaleza espiritual de la enfermedad, recomendamos enfáticamente a todas las personas que padecen una enfermedad mental que busquen atención médica y asesoramiento. Y usted como Consejero Cristiano si reconoce estos síntomas en una persona que esta aconsejando, debe por ética profesional y por el bien de esa vida aconsejarle a que visite un medico.

Un grave error dentro de la iglesia Cristiana es pensar que todo el que sufre de esta enfermedad está endemoniado. Y aunque es cierto que algunas personas que sufren está condición puede ser debido a estar bajo posesión diabólica, no podemos asumir que es así en la mayoría de los casos.

Trastorno Bipolar es un nombre que apareció por primera vez en 1957 como una enfermedad mental grave. Antes de eso, a la misma enfermedad se le llamaba “enfermedad depresiva maníaca” o “depresión maníaca”, aunque ese nombre solo data desde 1921. Ninguno de estos términos aparece en la Biblia, pero la Biblia nos enseña una serie de lecciones que podemos aplicar al trastorno bipolar. Y eso es lo que vamos a estudiar en esta clase.

El trastorno bipolar o depresión maníaca es una enfermedad mental grave caracterizada por severas fluctuaciones del estado de ánimo. Estas fluctuaciones van más allá de simplemente ser “feliz” o “triste”. Los síntomas “maníacos” pueden incluir sentimientos de extrema euforia, marcado aumento en la asunción de riesgos, pensamientos acelerados, lenguaje forzado y aumento de la energía. Los síntomas “depresivos” pueden incluir sentimientos de extrema tristeza o desesperanza, fatiga / letargo, cambios en el apetito, incapacidad para concentrarse y pensamientos suicidas / morbosos. Existen variantes en este trastorno, generalmente definidos por la gravedad o intensidad de los síntomas. El tipo más severo puede incluso incluir síntomas psicóticos como alucinaciones auditivas o visuales.

Psicosis

“La psicosis es un término genérico utilizado en psicoanálisis y psiquiatría para referirse a un estado mental descrito como una escisión o pérdida de contacto con la realidad.” (wikipedia)

La causa exacta del trastorno bipolar es desconocida, aunque la ciencia ha demostrado un componente genético del trastorno. Se diagnostica según los síntomas que muestra un individuo, lo que ha generado cierta controversia.

Mitos Y Hechos Sobre El Trastorno Bipolar

Mito: Las personas con trastorno bipolar no pueden mejorar ni llevar una vida normal.

Hecho: muchas personas con trastorno bipolar tienen carreras exitosas, una vida familiar feliz y relaciones satisfactorias. Vivir con trastorno bipolar es un desafío, pero con el tratamiento, las habilidades para sobrellevar la salud y un sistema de apoyo sólido, puede vivir plenamente mientras maneja sus síntomas.

Mito: Las personas con trastorno bipolar oscilan entre manía y depresión.

Realidad: algunas personas alternan episodios extremos de manía y depresión, pero la mayoría se deprime con más frecuencia que maníaca. La manía también puede ser tan leve que no se reconoce. Las personas con trastorno bipolar también pueden tomar estiramientos largos sin síntomas.

Mito: el trastorno bipolar solo afecta el estado de ánimo.

Hecho: El trastorno bipolar también afecta su nivel de energía, juicio, memoria, concentración, apetito, patrones de sueño, deseo sexual y autoestima. Además, el trastorno bipolar se ha relacionado con la ansiedad, el abuso de sustancias y problemas de salud como la diabetes, las enfermedades cardíacas, las migrañas y la presión arterial alta.

Mito: además de tomar medicamentos, no hay nada que puedas hacer para controlar el trastorno bipolar.

Hecho: Si bien la medicación es la base del tratamiento del trastorno bipolar, las estrategias de terapia y autoayuda también juegan un papel importante. Puede ayudar a controlar los síntomas haciendo ejercicio regularmente, durmiendo lo suficiente, comiendo bien, controlando su estado de ánimo, manteniendo el estrés al mínimo y rodeándose de personas que lo apoyan.

Sobre este ultimo “hecho” es donde los Consejeros Cristianos podemos ayudar. Orandos juntos, hablando palabras positivas de vida, teniéndole paciencia a la persona, no obligándole a cambiar o “mejorar” sino solo siendo una persona que le entiende y le apoya.

Un cristiano que sufre de trastorno bipolar o depresión maníaca debe tratarlo como cualquier otra enfermedad fisiológica. Aunque Dios ciertamente tiene la capacidad de obrar milagros y curar cualquier enfermedad, a menudo nos permite continuar nuestro viaje con un “aguijón en la carne” para recordarnos que Él es suficiente (2 Corintios 12: 7-9). Si un creyente tiene diabetes, buscaría consejo médico de médicos entrenados, tomaría medicamentos recetados y buscaría un consejo piadoso sobre cómo manejar sus síntomas físicos y emocionales. Lo mismo es cierto para un creyente con trastorno bipolar.

Debido a que el trastorno bipolar o la depresión maníaca afectan la forma en que una persona piensa, encontrar un consejo piadoso (Proverbios 1: 5) y pasar tiempo en la Palabra de Dios (2 Timoteo 3: 16-17) son esenciales. Para hacer lo correcto, debemos saber qué es verdad. El trastorno bipolar altera las percepciones de la realidad de una persona, por lo que una base sólida en la verdad es una necesidad cuando se trata de sus síntomas.

Aquí el o la Consejero Cristiano, necesita usar mucha sabiduría y paciencia, pues se necesita siempre buscar la forma de que la persona pueda entender la verdad en una realidad. Para lograr esto, aparte de orar antes de cada sesión de consejería, es necesario hablar sin tratar de manipular a la persona en lo más mínimo. Me refiero a no hablar tratando de converse a la persona y sin tratar de que esa vida piense como usted o llegue a la conclusión que a usted le gustaría ver. Tampoco se le debe hablar como si la persona sufriera algún retraso mental, ni en una forma infantil. La persona que sufre esta condición, no sufre de retraso. Todo lo contrario, puede ser una persona altamente inteligente. La enfermedad no tiene nada que ver con su nivel de inteligencia.

Signos Y Síntomas Del Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar puede verse muy diferente en diferentes personas. Los síntomas varían ampliamente en su patrón, gravedad y frecuencia. Algunas personas son más propensas a la manía o la depresión, mientras que otras alternan por igual entre los dos tipos de episodios. Algunos tienen frecuentes alteraciones del estado de ánimo, mientras que otros experimentan solo unos pocos durante toda la vida.

Hay cuatro tipos de episodios de estado de ánimo en el trastorno bipolar: manía, hipomanía, depresión y episodios mixtos.

Manía = “Enfermedad mental marcada por períodos de gran excitación o euforia, delirios e hiperactividad.” (google.com)

Hipomanía = “Forma más atenuada de la manía que se caracteriza por una etapa de actividad exagerada seguida de otra de depresión.” (google.com)

Depresión = “Enfermedad o trastorno mental que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.” (google.com)

Cada tipo de episodio de trastorno bipolar tiene un conjunto único de síntomas.

Síntomas De La Manía

En la fase maníaca del trastorno bipolar, es común experimentar sentimientos de mayor energía, creatividad y euforia. Si está experimentando un episodio maníaco, puede hablar una milla por minuto, dormir muy poco y ser hiperactivo. También puede sentirse como todopoderoso, invencible o destinado a la grandeza.

Pero aunque la manía se siente bien al principio, tiene una tendencia a perder el control. Puede comportarse imprudentemente durante un episodio maníaco: apostar sus ahorros, participar en actividades sexuales inapropiadas o hacer inversiones comerciales tontas, por ejemplo. También puede enojarse, irritarse y volverse agresivo, arremeter cuando otros no concuerdan con sus planes y culpar a cualquier persona que critique su comportamiento. Algunas personas incluso se vuelven delirantes o comienzan a escuchar voces.

Los signos y síntomas comunes de la manía incluyen:

1.Sintiéndose inusualmente “alto” y optimista o extremadamente irritable.

2.Creencias poco realistas y grandiosas sobre las habilidades o poderes de uno.

3.Dormir muy poco, pero sentirse extremadamente enérgico.

4.Hablar tan rápido que otros no pueden mantener el ritmo.

5.Pensamientos muy rápidos y cambiantes; saltando rápidamente de una idea a la siguiente.

6.Muy distraído, incapaz de concentrarse.

7.Juicio deteriorado e impulsividad

8.Actuar imprudentemente sin pensar en las consecuencias.

9.Delirios y alucinaciones (en casos severos).

Síntomas De Hipomanía

La hipomanía es una forma de manía menos severa. En un estado hipomaníaco, es probable que se sienta eufórico, enérgico y productivo, pero que aún podrá continuar con su vida cotidiana sin perder el contacto con la realidad. Para otros, puede parecer que estás simplemente de un humor inusualmente bueno. Sin embargo, la hipomanía puede resultar en malas decisiones que dañan las relaciones, carrera y reputación. Además, la hipomanía a menudo se convierte en una manía en todo su apogeo o es seguida por un episodio depresivo mayor.

Síntomas De La Depresión Bipolar

En el pasado, la depresión bipolar se agrupaba con depresión regular, pero un creciente cuerpo de investigación sugiere que hay diferencias significativas entre los dos, especialmente cuando se trata de tratamientos recomendados. La mayoría de las personas con depresión bipolar no reciben ayuda de los antidepresivos. De hecho, existe el riesgo de que los antidepresivos empeoren el trastorno bipolar, desencadenando la manía o la hipomanía, causando ciclos rápidos entre estados de ánimo o interfiriendo con otras drogas estabilizadoras del estado de ánimo. Esto es algo que va más allá de nuestro alcance como Consejeros Cristianos. Pero como en muchas de las otras clases, esta información se las comparto para proveerles un conocimiento generalizado en diferentes áreas de la salud mental.

A pesar de muchas similitudes, ciertos síntomas son más comunes en la depresión bipolar que en la depresión regular. Por ejemplo, es más probable que la depresión bipolar implique irritabilidad, culpa, cambios de humor impredecibles y sentimientos de inquietud. Con la depresión bipolar, puede moverse y hablar lentamente, dormir mucho y aumentar de peso. Además, es más probable que desarrolles depresión psicótica, una condición en la que pierdes el contacto con la realidad, y que experimentes grandes problemas en el funcionamiento social y laboral.

Los síntomas comunes de depresión bipolar incluyen:

1.Sentirse sin esperanza, triste o vacío

2.Irritabilidad

3.Incapacidad para experimentar placer

4.Fatiga o pérdida de energía

5.Lentitud física y mental

6.Cambios de apetito o peso

7.Problemas para dormir

8.Concentración y problemas de memoria

9.Sentimientos de inutilidad o culpa

10.Pensamientos de muerte o suicidio

Las Diferentes Caras Del Trastorno Bipolar

Trastorno bipolar I (manía o episodio mixto): esta es la forma maníaco-depresiva clásica de la enfermedad, caracterizada por al menos un episodio maníaco o episodio mixto. Por lo general, pero no siempre, el “Trastorno Bipolar I” también involucra al menos un episodio de depresión.

Trastorno bipolar II (hipomanía y depresión): en el “Trastorno Bipolar II,” no experimenta episodios maníacos en toda su fuerza. En cambio, la enfermedad involucra episodios de hipomanía y depresión severa.

Ciclotimia (hipomanía y depresión leve): la ciclotimia es una forma más leve de trastorno bipolar que consiste en cambios de humor cíclicos. Sin embargo, los síntomas son menos severos que la manía o la depresión en toda regla.

Las Claves Para La Autoayuda Del Trastorno Bipolar

Aparte de la ayuda medica y psicológica que toda persona sufriendo esta enfermedad debe buscar, también hay consejos de auto-ayuda que usted como consejero espiritual le puede recomendar.

1.Educarse en todo lo que pueda sobre el trastorno bipolar. Cuanto más sepa la persona del tema, mejor será para ayudarse en su propia recuperación.

2.Sacar un tiempo diario para escuchar algo de música cristiana y conversar con el Señor, así sea solo antes de ir a dormir por unos pocos minutos.

3. Dedicarse a algún tipo de ejercicio físico. El ejercicio tiene un impacto beneficioso sobre el estado de ánimo y puede reducir el número de episodios bipolares que la persona experimenta. El ejercicio aeróbico que activa el movimiento de los brazos y las piernas, como correr, caminar, nadar, bailar, escalar, puede ser especialmente beneficioso para el cerebro y el sistema nervioso.

4. Mantener el estrés bajo control. Tratar de evitar todo lo que sea negativo en la vida de la persona, como las noticias, o temas controversiales de familia.

5.Buscar ayuda. Es importante contar con personas a las que se pueda recurrir en busca de ayuda y aliento. Es bueno enseñarle a la persona que no hay nada de malo en pedir ayuda. Es bueno que la persona tenga un numero de teléfono de contacto con alguien que se sienta en confianza. No tiene que ser solo el pastor o pastora de la iglesia.

6. Mantenerse estrechamente conectado con amigos y familiares que amen a la persona y aprendan a tenerle paciencia. Es un calmante para el sistema nervioso el tener contacto cara a cara con personas solidarias. Como consejeros, debemos de enseñarle a los familiares a como tratar con su ser querido que esta pasando por esta difícil enfermedad.

Una persona con trastorno bipolar o depresión maníaca puede ceder a las percepciones erróneas causadas por la enfermedad y cometer actos pecaminosos. Una persona con trastorno bipolar debe tratar esos pecados como cualquier otra persona debería. Debe reconocer sus acciones como pecaminosas, arrepentirse y buscar el perdón de Dios. Los creyentes con trastorno bipolar nunca deben culpar a su enfermedad por sus acciones (véase Juan 15:22).

Los creyentes deberían tratar a una persona con trastorno bipolar o depresión maníaca con la misma compasión que mostrarían hacia todos los demás (Santiago 2: 1). La iglesia ofrece a las personas con trastorno bipolar algo que necesitan desesperadamente en sus vidas: la verdad (Juan 17:17). Una cosa que las personas con trastorno bipolar necesitan más que cualquier otra cosa es la esperanza que está en Jesucristo. A pesar de que su enfermedad trata de robar sus vidas, pueden tener una vida abundante en Cristo (Juan 10:10).

Nota Importante: Usted como Consejero Cristiano nunca puede diagnosticar esta enfermedad a ninguna persona. Pero si puede aconsejar a la persona a ver un medico para que lo examine al respecto. También, una vez que la persona ha sido diagnosticada, usted puede ayudarle en la parte espiritual con los consejos que le he brindado en esta clase.

Tarea

Por favor de contestar las siguientes preguntas solo usando sus propias palabras, nunca copiando y pegando. Puede parafrasear, pero no copiar las mismas palabras.

1.En un párrafo de 5 oraciones, resumir la sección “¿Qué Dice La Biblia Sobre El Trastorno Bipolar / Depresión Maníaca?” de este estudio.

2. En un párrafo de 5 oraciones, resumir la sección “Mitos Y Hechos Sobre El Trastorno Bipolar” de este estudio.

3. En un párrafo de 5 oraciones, resumir la sección “Signos Y Síntomas Del Trastorno Bipolar” de este estudio.

4. En un párrafo de 5 oraciones, resumir la sección “Síntomas De La Manía” de este estudio.

5. En un párrafo de 5 oraciones, resumir la sección “Síntomas De La Depresión Bipolar” de este estudio.

6. En un párrafo de 5 oraciones, resumir la sección “Las Diferentes Caras Del Trastorno Bipolar” de este estudio.

7. En un párrafo de 5 oraciones, resumir la sección “Las Claves Para La Autoayuda Del Trastorno Bipolar” de este estudio.

8.¿Cómo se le llamaba antiguamente a lo que hoy conocemos como “Trastorno Bipolar”?

9.Por favor de explicar en sus propias palabras por qué no podemos ver a la persona que sufre esta enfermedad como “culpable” de estar enfermo.

10. Dígame dos cosas nuevas que aprendió en esta clase que antes no conocía.

11.Expliqueme en un párrafo de 5 oraciones como usted le explicaría a los familiares de una persona que sufre esta enfermedad el por qué deben de tenerle paciencia y no exigirle a la persona a que cambie.

12. Por favor, cuénteme que le gusto más de esta clase.

Arriba